UNIT LINE 2: ALONE TOGETHER

Recordando a Jim Hall con Ron Carter

Suponemos los lectores que vivan en Madrid o en Londres  no entenderán la sorpresa que significa para nosotros entrar en un bar y que haya un combo tocando jazz. En este Sur cercano de Andalucía donde vivimos, donde cualquier música en los bares parece proscrita pero se puede escuchar flamenco en teatros, peñas, bares, plazas y edificios institucionales, el jazz es un elemento extraño, anecdótico y difícil de entender. Nos comprenderán si les explicamos que, durante el partido de fútbol, había unas 100 personas en el bar y que, al terminar, cuando comenzó la música, apenas quedamos una docena, de los cuales sólo la mitad prestábamos atención al grupo. Una copa de Ribera, buena compañía y la música de Jim Hall hicieron que nos sintiéramos únicos en un lugar único.

El combo en cuestión eran Unit Line 2, un insólito dúo formado por el guitarrista Rafa López y el contrabajista Antonio López, dos músicos que llevan más de una década formando parte de distintos proyectos (Innersound Trio, Black Cats Blues Band, Acoustasonics Trio...). Andalucía Occidental y el Algarve son los escenarios más habituales por los que se mueven. En esta ocasión, el proyecto era revisitar el álbum Alone Together, que grabaron Jim Hall y Ron Carter en 1972 para Milestone con esta formación tan inusual de dúo guitarra/bajo que luego Hall repetiría con Red Mitchell y otros bajistas.


En su crítica para AllMusic, Scott Yanow habla de "comunicación casi telepática" entre Hall y Carter. La definición no está muy lejos de lo que ocurre cuando Rafa y Antonio tocan. Son hermanos y llevan demasiados años tocando juntos. Sus armonías se complementan de manera ideal sin comunicación visual ni verbal de ningún tipo, sus solos se complementan y sus instrumentos dialogan de manera natural. Algo "casi telepático". Hay que estar ahí, en un bar cualquiera un día cualquiera escuchando a estos músicos para comprender que se compaginan a la perfección en modo wi-fi, que sus improvisaciones son el resultado de la experiencia y del amor al jazz. Decimos amor porque se nota la pasión en la voz de Rafa cuando charlamos sobre jazz (es un teórico apasionado e incansable) y da gusto escuchar a Antonio hablar de bajistas (dedujimos que Ron Carter es su favorito). Aparte de Unit Line 2 y de otros proyectos en vivo, se han lanzado a la nada despreciable empresa de sacar adelante en Huelva su Instituto de Música Moderna y Jazz. 

Si se los encuentran en un bar una noche, no dejen de prestar atención a su "Summertime".

Por cierto, el lugar era El Patio de los Leones, en Moguer, y sí, falta aquí una foto de sus fantásticas croquetas de setas.


No hay comentarios: